Conquista de Tarento y cautiverio de sus habitantes

 

En la última entrega de la serie asistimos a la conclusión de la historia de Cameniates. Sigue leyendo para saber cómo acaba su cautiverio…

El canje de prisioneros tuvo lugar finalmente el 27 de septiembre de 905 y duró cuatro días. El lugar fue el acostumbrado para estos tratos, el río Lamos en Cilicia, al este de Tarso en la frontera entre el Imperio y las posesiones musulmanas. Fueron rescatados un total de doce mil prisioneros, aunque los bizantinos interrumpieron inesperadamente el proceso y como resultado ambas partes se retiraron llevando consigo el resto de cautivos no intercambiados. No sabemos si Cameniates estuvo entre los primeros o los segundos o si llegó a sobrevivir siquiera hasta la fecha del canje.

Algunos autores opinan que la causa de esta interrupción fue el conocimiento de la rebelión de Andrónico Ducas, que estalló en esos días como consecuencia directa de las intrigas del poderoso ministro Samonas, el favorito de León VI. Andrónico estaba entonces al mando de las tropas bizantinas en la frontera oriental y desobedeció las órdenes de operar en coordinación con la flota del Logoteta del Dromo Himerio para llevar adelante sus planes de revuelta. A pesar de ello Himerio fue capaz de derrotar a los árabes el 6 de octubre de ese mismo año.

La toma de Tesalónica tuvo una enorme repercusión entre los contemporáneos, y el propio León VI escribió una obra sobre el tema. El patriarca Nicolás Místico criticó muy duramente la ineficacia del gobierno por su tardanza en el rescate de la ciudad y pronunció al respecto una encendida homilía desde su cátedra en Hagia Sofia:

“Las ciudades se han visto despobladas, los hombres degollados como animales, las mujeres han sido separadas a la fuerza de sus maridos. ¡Terrible espectáculo! se han visto expuestas a los más infames ultrajes. ¿Donde está tu socorro invencible, oh mártir Demetrio? ¿Cómo has dejado destruir tu ciudad?¿Cómo ha sido presa de tan grandes males la ciudad puesta bajo tu protección, inalcanzable para el enemigo desde el mismo momento en que el sol la iluminó?”

La desgracia acaecida en Tesalónica tentó por un momento al zar búlgaro Simeón a renovar las hostilidades y apoderarse de ella repoblándola con sus súbditos. León VI tuvo que apresurarse a enviar a su experimentado embajador León Coirosfactes para convencer al monarca búlgaro de que renunciara a sus propósitos. En directa relación con estos sucesos el gobierno imperial se dispuso en los años siguientes a iniciar trabajos de fortificación en Tesalónica para reparar lo que se había demostrado como ineficaz en 904. Conocemos por una inscripción que las murallas marinas de la ciudad fueron reconstruidas, de nuevo con León Quitzilaces al mando como estratego de la ciudad una vez vuelto de su cautiverio. Por la misma época otra ciudad clave, Atalia, fue también reforzada y recibió una segunda muralla marítima en una obra dirigida por el mysthografos (secretario imperial) Eutimio. El mismo afán recibió la marina que tan pobre papel desempeñó durante estos días. EL emperador dio órdenes de que se construyeran nuevos navíos y se ampliaran sus medios, lo que sin duda favoreció el mejor desempeño de la flota imperial al año siguiente. La desgracia acaecida en Tesalónica tentó por un momento al zar búlgaro Simeón a renovar las hostilidades y apoderarse de ella repoblándola con sus súbditos. León VI tuvo que apresurarse a enviar a su experimentado embajador León Coirosfactes para convencer al monarca búlgaro de que renunciara a sus propósitos.

Para saber más...

  • Juan Cameniates, The capture of Thessaloniki, traducción, introducción y notas de D. Frendo y A. Fotiou, Byzantina Australiensia 12, Australian Association for Byzantine Studies, Perth 2000.
  • Vasiliev A.A. (1968) Byzance et les Arabes II: Les relations politiques de Byzance et des Arabes à l’époque de la dynastie macédonienne (867-959), eds. H. Grégoire y M. Canard, Corpus Bruxellense Hist. Byz. II, Bruselas.
  • Jenkins, R.J.H. (1948) “The flight of Samonas” Speculum XXIII 2 en Studies on Byzantine History of the 9th and 10th Centuries, Variorum Reprints, Londres 1970.

 

Espero que esta serie de entradas sobre la toma de Tesalónica en 904 haya sido de tu interés. Si te ha gustado compártela y no dejes de hacer un comentario y darle una puntuación.

Nos vemos en la próxima…

Suscribirse al blog
5/5 - (2 votos)
Roberto

Roberto Zapata es profesor y estudioso de Bizancio. Ha publicado el libro Italia bizantina 867-1071. En la actualidad escribe una trilogía ambientada en el siglo XI.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies
>
A %d blogueros les gusta esto: