Esparta. Trece novelas de historia

 

Aunque Bizancio es el tema central de Desde las Blaquernas mi sitio es un lugar para hablar sobre libros también. En la entrada de hoy cambiamos  el tema y nos acercamos a la fascinante historia de Esparta. 14 novelas históricas sobre Esparta que abordan su historia desde ángulos distintos y en tiempos diferentes. No están todas las que son, evidentemente, y al final del artículo mencionaremos un par de ausentes, pero sí son todas las que están. Por cierto, la ilustración de la cabecera es un homenaje a Vicente Segrelles, el gran ilustrador que marcó escuela en España. Que disfrutes mucho del artículo y si conoces alguna otra novela sobre el tema no dejes de escribir tu opinión en la zona de comentarios…

Haz click en la imagen superior para ver una galería de las portadas de las novelas reseñadas en esta entrada

 

14 novelas históricas sobre Esparta

La ciudad a orillas del Eurotas

 

Esparta…

El solo nombre de la ciudad de las cinco aldeas a orillas del Eurotas evoca en la tradición cultural occidental un mundo de valores arquetípicos. Valor, sacrificio, abnegación, heroismo, educación. También otros menos positivos, militarismo, rigidez, inmovilismo. No es objetivo de este artículo entrar en la discusión sobre el modelo de sociedad, política y economía que representó Esparta en la Antigüedad, sino constatar la fascinación que sus peculiaridades han despertado, una fascinación compartida por los propios contemporáneos, como lo atestigua, por ejemplo, la vida y obra de Jenofonte. El mito de Licurgo y la fundación del estado espartano, el heroico papel desempeñado durante las guerras contra los persas, el dramático contraste con la liberal Atenas son los pilares sobre los que se asienta la recreación idealizada de la cultura espartana. Los contemporáneos contemplaron con fascinación el rápido auge y caída de los lacedemonios en el curso de las pocas décadas que separan la victoria sobre Atenas en 404 a.C. y la derrota de Leuctras ante los tebanos de Epaminondas en 371 a.C, lo que constituye el tema central de las Helénicas de Jenofonte, por ejemplo. Incluso más allá en el tiempo, los denodados intentos por mantener su constitución e ideología ante poderes cada vez más superiores envolvieron en un halo romántico a figuras como Agis IV y Cleómenes III.Léonidas en las Termópilas

El arte en sus diversas manifestaciones no ha podido sustraerse a la seducción estética del ideal espartano, especialmente construido a partir de los relatos de Heródoto de Halicarnaso sobre las Guerras Médicas, la Historia de la Guerra del Peloponeso de Tucídides, las Helénicas de Jenofonte o las diversas estampas contenidas en las Vidas Paralelas de Plutarco. La persistencia de motivos y temas inspirados en esos relatos ha cautivado, como no podía ser de otro modo, la imaginación de los artistas desde el Renacimiento hasta nuestros días en múltiples manifestaciones. No es necesario insistir en el éxito mundial de 300, la novela gráfica de Frank Miller. Primero publicada en papel, ha tenido una enorme éxito en la versión cinematográfica de Zack Snyder estrenada en 2007. Dejando aparte el mayor o menor rigor histórico de ambas o la polémica generada sobre el tratamiento de los persas la vigencia del mito está sobradamente demostrada.

La literatura no podía sustraerse a tal atracción y como resultado el corpus novelístico es muy abundante. En el presente artículo analizaremos 14 novelas históricas sobre Esparta como muestra representativa. Debo decir, antes de empezar, que los criterios para su inclusión son estrictamente personales, por oportunidad e inclinación y que muchos otros libros quedan fuera de la lista. Debo añadir también que algunos títulos están en castellano y otros en inglés. Para éstos últimos se indica edición en español si existe. Quien desee añadir una aportación particular y sugerir otros libros es bienvenido para hacerlo en la sección de comentarios.

 

1.- TALOS DE ESPARTA

Valerio Manfredi, Anaya & Mario Muchnik Editores, 1997.

 

Talos, un niño espartano tullido de nacimiento es recogido por Critolao el ilota y criado como guerrero. Se le ofrece el arco del rey Aristodemo, señor de Pilos e Itome, arma de resonancias mágicas. Durante su primera juventud conoce a Brito, hijo de Aristarco, espartano y entre ambos surge una rivalidad que con el tiempo terminará convirtiéndose en estrecha amistad. Cuando el rey de Persia invade Grecia Talos es escogido por Brito como sirviente personal. Ambos sirven en la jornada de las Termópilas y son salvados de una muerte segura por orden directa de Leónidas. Encargado por el rey de transmitir un mensaje de vital importancia para la ciudad Brito es acusado de cobardía y se expatría. Talos sigue a su señor y ambos se destacan en la lucha contra los persas invasores. En la batalla de Platea (480 a.C.) Brito lucha valerosamente para borrar su mancha y muere como un héroe. En ese momento se desvela el origen de Talos y descubre que es hermano de Brito y espartiata de pleno derecho.Talos de Esparta, Valerio Manfredi

En el período siguiente, ya con el nombre de Cleidemo, Talos se convierte en estrecho colaborador del rey Pausanias y se esfuerza en vano por apoyarle en sus planes para acabar con las desigualdades de la sociedad espartana. Tras la muerte del rey, Cleidemo se retira a una vida privada hasta que el gran terremoto de 464 provoca un cataclismo en la vida de Lacedemonia. Recordando su pasado ilota Cleidemo toma partido por los rebeldes en Mesenia y encabeza la resistencia al ejército espartano en el monte Itome. Al final de todas las cosas el destino del héroe se revelará claramente a los ojos de todos.

Debo confesar que Manfredi no es precisamente uno de mis autores favoritos. No fui capaz de pasar de las primeras páginas de la primera novela de la trilogía de Alejandro y algún otro título más no ha mejorado mi opinión pero ésta al menos es interesante por el tema, especialmente en la primera parte cuando aborda la formación del protagonista. La narración se pierde después en tortuosas maquinaciones políticas y convierte la discutida figura de Pausanias en un adalid del igualitarismo. Eso para mí hace perder muchos enteros el interés de la novela. Los matices providencialistas y la mística de la revolución mesenia tampoco hacen mucho por mejorarla. Así pues luces y sombras. Interesante por la recreación y el momento histórico escogido y menos por las subtramas y artificios utilizados en la narración.

 

2.- THE ISLE OF STONE

Nicholas Nicastro, Signet Books, 2005.

 

Esta novela relata la historia de Epitadas, hijo de Molobros y su hermano Antálcidas. El primero es el hijo preferido de Damatria y se ve elevado entre sus iguales por una educación privilegiada. Antálcidas, por su parte, es despreciado por su propia familia y debe abrirse paso con sufrimiento hasta ser reconocido como guerrero valeroso y esforzado. Durante la guerra del Peloponeso el destino lleva a ambos hermanos a desembarcar en el islote de Esfacteria para defenderlo de la intrusión de la flota ateniense mandada por Cleón. Cuando, para asombro de todo el mundo griego, los atenienses consiguen vencer y capturar a más de un centenar de espartiatas el mundo que ambos hermanos conocieron se derrumba en pedazos. Rechazado por sus iguales Antálcidas se esfuerza por recobrar su posición. El momento llegará en Mantinea cuando en 418 a.C. el ejército espartano se enfrente a Argos, su secular enemigo…The isle of stone, Nicholas Nicastro

El relato de Nicastro es amargo de principio a fin. Retrata de modo elocuente y atractivo el modo de vida y educación de los jóvenes espartiatas sin ocultar sus miserias e injusticias. A medida que se avanza en la lectura de la novela uno se identifica con los esfuerzos denodados de Antálcidas por superar la reprobación de sus mayores y alcanzar la felicidad con su esposa Andria. Cuando la vida del protagonista parece estabilizada la humillación de Esfacteria y el cautiverio supone el abandono y el desprecio de los suyos. Incluso el final del relato, cuando se ofrece la redención de Antálcidas el tono y el desenlace no deja de ser amargo y real. Como la vida misma…

En mi opinión una interesante narración sobre Esparta de recomendable lectura a pesar de un defecto realmente desconcertante. Por alguna razón desconocida Nicastro ha decidido insertar alusiones a nuestra época contemporánea que rompen el ritmo de la narración (por ejemplo cuando a la llegada de los atenienses a Pilos Nicastro alude a la batalla de Navarino en 1827 durante la guerra de independencia griega). Tales referencias dispersas en la novela son francamente desafortunadas.

Hay una edición española, Hijos de Esparta, del año 2008 en Alamut Ediciones de la que podéis leer aquí y aquí otras reseñas.

 

3.- LA CANCIÓN DE LA CABRA

Frank Yerby, Planeta 1977.

 

El escritor afroamericano afincado en España hasta su muerte, es autor de Mientras la ciudad duerme, Pasiones humanas, Negros son los dioses de mi África y otras que leí con placer durante mi adolescencia. Estoy pensando en La hoja sarracena , publicada en 1952, Fair Oaks (publicada en España con el título Roble Claro en 1958) o Tobías y el ángel (1975), se atrevió en 1967 con la época griega y fruto de ello es esta novela. La edición que tengo en mis manos fue publicada por Planeta en el año 1977 en sus Colecciones Populares.La canción de la cabra, Frank Yerby

Aristón, hijo de Telamón, es un joven espartano que ve comprometida su carrera por la supuesta infidelidad de su madre con un ilota. Acusado injustamente de incesto se ve perseguido por la Criptia y es salvado de la muerte en el último momento por Telamón. Durante su servicio militar participa en los combates de Esfacteria y es hecho prisionero. Llega como esclavo a Atenas y allí se convierte en asistente en una casa de baños y tras ser liberado  sirve como hoplita. La fortuna en los negocios le convierte en un opulento meteco y amigo de los personajes más ilustres de la época, entre los que se encuentra Sócrates. Aristón asiste a los últimos y convulsos años de la Guerra del Peloponeso y es testigo de las luchas políticas en Atenas tras la derrota ante los espartanos. La muerte de Sócrates simboliza el fin de una época y con ella concluye la historia.

La novela de Yerby peca de diálogos artificiosos y una sorprendente sensualidad en ocasiones bastante explícita. Los ilotas como Talos, el supuesto padre de Aristón, se expresan con la exhuberancia de un Demóstenes y las situaciones y caracteres son melodramáticos en exceso. A pesar de todo recuerdo esta novela con cariño por los pocos años con que la leí y por eso tiene un sitio en esta lista  🙂

 

4.- PUERTAS DE FUEGO

Steven Pressfield, Grijalbo, 1999.

 

La novela de temática espartana más nombrada en los últimos años. El autor recurre al familiar artificio de la narración a posteriori de Xeones, sirviente de Diéneces, el más bravo de los espartanos que lucharon en las Termópilas en opinión de Heródoto. El relato del protagonista se reconstruye a través de los recuerdos y el amor acendrado de Xeones por su amo en una historia en la que se entremezclan los episodios de la vida de Diéneces con el desarrollo de la guerra contra los persas. La parte final de la novela consiste en una meticulosa reconstrucción de la campaña de las Termópilas y la gloriosa lucha de Leónidas y sus compañeros.Puertas de fuego, Steven Pressfield

Qué decir de esta novela… Épica, honor masculino, solidaridad, valor y sacrificio. Todo el relato está repleto de figuras y personalidades bigger than life, y se lee con un nudo en la garganta. Se me ocurre la comparación con otra magnífica novela construída alrededor de la idea del sacrificio, Águilas en la nieve, de Wallace Breem.

Totalmente recomendable y de lectura apasionante.

 

5.- LA JOVEN DE ESPARTA

Cristina Rodríguez, Grijalbo, 2006

 

Thya, una joven espartana, culpa a Anaxágoras de la muerte de su hermano Brásidas. Con el propósito de vengarse se hace pasar por hombre y con el nombre de Keras sirve a su enemigo cuando el ejército espartano parte para enfrentarse a los persas en las Termópilas. Durante el tiempo de su servicio Thya comienza a descubrir la verdadera personalidad de Anaxágoras y sus sentimientos cambian también. Tras la batalla Anaxágoras es apresado y convertido en esclavo. Thya/Keras lo busca incansablemente hasta llegar a Susa. Con la ayuda de la reina Artemisa logra rescatarlo y ambos regresan a Esparta a tiempo para participar en la decisiva victoria de Platea.La joven de Esparta, Cristina Rodríguez

Una historia romántica ambientada en Esparta. Con diálogos y situaciones fuera de lugar y una narración en primera persona que no le hace ningún favor. Floja.

 

6.- THE OLYMPIC CHARIOTEER

Helena P. Schrader, iUniverse, 2005.

 

La obra de Helena P. Schrader se ha centrado en tres temas fundamentales, las Cruzadas, la Segunda Guerra Mundial y la historia antigua de Esparta. En este apartado, el que nos interesa en este artículo, ha publicado hasta seis títulos que serán expuestos aquí. El primero de ellos cronológicamente es The olympic charioteer, la primera incursión de esta escritora en el mundo griego.The olympic charioteer, Helena P. Schrader

Siglo VI antes de Cristo. Antilo, un magnate de la ciudad de Tegea, goza de una posición acomodada. Su vida discurre plácidamente hasta que su hijo Fedolos muere luchando contra Esparta. La pérdida provoca una profunda crisis en Antilo, que ni siquiera sus amados caballos de carreras pueden remediar. Toda Tegea cree que el carro de Antilo puede conseguir la victoria en la carrera olímpica y proporcionar con ello gran gloria a la ciudad, pero él sabe que no tiene un conductor capaz de aprovechar las virtudes de sus caballos. Sus preocupaciones se extienden también a la vida política porque Antilo teme que la guerra contra los espartanos puede ser utilizada por algunos para destruir la constitución democrática de la ciudad. Onomastros, el estratego vencedor, usa la demagogia para extender su influencia sobre los desposeídos y obtener así el mayor apoyo posible a sus planes.

Antilo compra en las canteras a un esclavo medio muerto por los castigos. Filipo, cuyo nombre es todo un presagio, demuestra una asombrosa habilidad para manejar los caballos. La tiranía amenaza a Tegea y Antilo decide olvidarse de la política y concentrar todos sus esfuerzos en ganar la victoria olímpica. Con la amenaza de la intervención de Esparta a la vista Filipo descubre su verdadera identidad, Lisándridas el espartiata. Antilo y su antiguo esclavo tratarán con Quilón, el famoso hombre de estado espartano para intentar evitar la guerra y llegar al primer pacto de no agresión en la historia de Grecia…

El relato de Schrader es rico en matices, bien documentado y sobre todo creíble. Por eso traslada al lector con toda viveza a una época de la historia muy poco frecuentada. Estas características son aplicable a sus otras obras que presentaremos a continuación y hacen de este conjunto un corpus de novelas totalmente recomendable y que desearíamos ver traducidas al español. Cuando un novelista consigue introducirnos en su mundo y nos hace creer en lo que escribe, las faltas son menores y no se perciben como un lastre para el disfrute. Cuando eso falla, cuando los anacronismos, la trama y los recursos son previsibles, el entramado que se oculta tras la narración se hace presente y entonces todo el conjunto se resiente. No es éste el caso, por fortuna. Un interesantísimo vistazo a la historia antigua de Grecia.

 

7.- ARE THEY SINGING IN SPARTA?

Helena P. Schrader, iUniverse, 2006.

 

En esta segunda novela de su ciclo griego Schrader nos conduce al tiempo de la segunda guerra mesénica (circa 670-657), en los días previos a la introducción de la constitución espartana. Los rebeldes han conseguido frustrar repetidamente los intentos del ejército espartano por someterlos. Por consejo del oráculo de Delfos Esparta solicita a Atenas que nombre un comandante supremo para su ejército. La malévola decisión recae intencionadamente en un modesto y desconocido maestro, un hombre cuyas habilidades no pueden ayudar a Esparta a ganar esa guerra. Tirteo es un tullido, un pobre hombre sin experiencia militar y Esparta el lugar menos apetecible en el que desearía vivir. Sin embargo el poeta pronto descubrirá en su nuevo hogar el poder de sus versos para movilizar a todo un pueblo.Are they singing in Sparta, Helena P. Schrader

Otra brillante novela de Schrader que combina la narración histórica basada en Heródoto con el potente carácter de figuras cuasi míticas, como Tirteo,  para crear un rico y estimulante relato de la convulsa historia de Esparta. Como nota debemos indicar que Teleclo, el nieto de Agesandro,uno de los protagonistas, es una figura prominente en la anterior novela, The olympic charioteer.

 

8.- SPARTAN SLAVE, SPARTAN QUEEN, a tale of four women in Sparta

Helena P. Schrader, iUniverse, 2007.

 

Esta novela desarrolla la historia de algunos caracteres secundarios de Are they singing in Sparta? Durante la segunda guerra mesenia dos mujeres son capturadas y esclavizadas. La belleza de una de ellas, Niobe, atraerá la atención de Aristómenes, el líder de la revuelta, que la convertirá en su concubina hasta que Agesandro, el azote de los mesenios, la capture durante una incursión. Niobe, otra vez esclava, se convierte en sirvienta de Anaxilao el espartiata.Spartan slave, spartan queen, novela de Helena P. Schrader

La segunda mujer, Mika, está tan desfigurada por las verrugas que su propio tío la vende como esclava. El destino la convierte en botín de León, criado de Agesandro, que la envía a servir a Aletea, la mujer de su amo, en Esparta.

Pronto la belleza de Niobe provoca los celos de la reina espartana mientras la desafortunada Mika encuentra consuelo en la bondad de Aletea y su hija Casia. Pronto Anaxilao se olvida de Niobe para asediar a Casia mientras Mika se enamora sin esperanza de León, que sólo desea el amor de Niobe.

Esta novela parte del punto en que acaba Are they singing in Sparta? pero se centra en los amores desafortunados y los sentimientos y fracasos que los hombres y mujeres han experimentado en cualquier tiempo. Es una reflexión en un tono más intimista, alejado de la épica que reina en el resto de las novelas griegas de Schrader. La belleza y su influencia en las relaciones humanas envueltas en el habitual buen hacer que la autora sabe imprimir a sus narraciones. Un desvío de la gran historia contada en otras novelas, pero un desvío en el que vale la pena demorarse.

 

9.- LEONIDAS OF SPARTA, a boy of the agoge

Helena P. Schrader, Wheatmark, 2010.

 

Con esta novela Schrader afronta una trilogía dedicada a Leónidas, la última hasta el momento de temática griega en su obra. En esta primera entrega se relata la historia de la etapa de formación del joven Leónidas. Hijo de Leotíquidas de los Agíadas, hermano de Cleómenes, Dorieo y gemelo de Cleómbroto, Leónidas se salva a duras penas al nacer de ser abandonado por su pequeñez. Al contrario que su hermano mayor Cleómenes, Leónidas se ve privado de la educación principesca reservada a los hijos de los reyes y debe compartir con el resto de los muchachos espartanos la dura prueba del pastoreo, la agogé. El muchacho debe esforzarse con todas sus energías por sobrevivir y mostrar que es digno de la ciudadanía. En ese desesperado esfuerzo cuenta con el apoyo de sus amigos Alcandro y Procles y la desconfianza y abierta animosidad de su propia familia.A boy of the agoge, Helena P. Schrader

Esta novela es un apasionante relato de la agogé, la dolorosa fase de formación de los jóvenes espartiatas, en la que van apareciendo sucesivamente todos los hitos en el proceso que la hicieron famosa desde la antigüedad: el fuxir o tiempo del zorro, el ritual de la diamastígosis en el santuario de Artemisa Ortia, los coros en las festividades Jacintias y las Gimnopedias y los períodos de servicio en el exterior a medida que los jóvenes crecen en fuerza y habilidad. Schrader adopta el criterio de hacer avanzar la narración dedicando un capítulo a cada año de formación y en ella se entremezclan el detalle de la formación de los jóvenes espartanos (y el amargo enfrentamiento de Leónidas con su hermano Cleómbroto) con los grandes asuntos de la política griega como las relaciones con Atenas, el temor creciente a Persia y las luchas por el poder en la propia Esparta. Como guiño a los lectores de anteriores novelas la autora hace aparecer a Lisándridas, el protagonista de The olympic charioteer, como padre de Euribíades y abuelo de Procles, el amigo de Leónidas. El relato termina con el final de su período de formación en el que Leónidas y Cléombroto se integran como soldados de pleno derecho en el ejército y comienzan su vida adulta.

 

10.- LEONIDAS OF SPARTA: a peerless peer

Helena P. Schrader, Wheatmark, 2011.

 

Esta segunda novela de la trilogía se centra en los años de Leónidas como un simple ciudadano antes de acceder al poder. El joven Leónidas se esfuerza por hacer prosperar sus posesiones en Mesenia y cumplir sus deberes cívicos mientras la ciudad asiste a la pugna por el poder entre los reyes Cleómenes y Demarato. Aprovechando la inestabilidad en Esparta, Corinto desafía la hegemonía lacedemonia en la liga del Peloponeso mientras al otro lado del Egeo las ciudades de Jonia se sublevan contra Persia y piden ayuda a Esparta.Leonidas of Sparta, a peerless peer, Helena P. Schrader

En esta novela se inicia la relación entre Leónidas y su sobrina Gorgo, la hija de Cleómenes. La muchacha no es particularmente hermosa, pero tiene inteligencia, valor y una personalidad arrolladora. Cuando la primera mujer de Leónidas muere en un incendio y Agis, el heredero de Cleómenes, fallece en un accidente los destinos de ambos se unen. Mientras comienzan su vida en común el enfrentamiento entre Demarato y Cleómenes se vuelve cada vez más encarnizado. Cuando estalla la guerra contra Argos la totalidad del ejército espartano invade la Argólida y se enfrenta a su ancestral enemigo en Sepeia. Tras una dura batalla la victoria de Esparta se ve empañada por el sacrilegio de Cleómenes al ordenar el asesinato de prisioneros en suelo sagrado. Víctima de un comportamiento cada vez más errático las voces que piden su sustitución crecen en Esparta. Ante la posibilidad de que el elegido sea el brutal Cléombroto muchos ojos se vuelven ante su discreto hermano que se ve enfrentado a una difícil decisión…

Como en la anterior novela el relato de Schrader es una fascinante mirada al interior de la sociedad espartana en el fin del siglo VI a.C. relatado a partir del testimonio de las voces de Leónidas y Gorgo. Intriga política, batallas y relaciones particulares se entremezclan en una novela bien escrita y enormemente atractiva para leer.

 

11.- LEONIDAS OF SPARTA: a heroic king

Helena P. Schrader, Wheatmark, 2012.

 

La tercera y última novela de la serie de Leónidas de Esparta se centra en el período de su reinado en Lacedemonia y su participación en las guerras médicas. Persia aplasta la rebelión de las ciudades jonias y reúne un enorme ejército para invadir Grecia y castigar a aquellos que apoyaron a sus súbditos rebeldes. En Esparta el rey Demarato es acusado de usurpación mientras la conducta de Cleómenes le hace perder todos sus partidarios. Muchos ciudadanos desean que Leónidas, medio hermano de Cléomenes y su yerno por haberse casado con su hija Gorgo, tome su relevo, pero ante él se sitúa Cleómbroto, que exhibe su primogenitura para defender su derecho. En un clima de abierta hostilidad toda Esparta toma partido mientras en Maratón los atenienses se enfrentan en solitario al ejército persa. Tras la muerte de Cleómenes la habilidad de Leónidas y Gorgo consigue volver los pronósticos en su favor y conseguir que Leónidas, como regente de su hijo Plistarco, sea nombrado rey.Leonidas of Sparta: A heroic king

En los años siguientes Leónidas y Gorgo se afanan por mejorar los asuntos de Lacedemonia mientras crece una sorda rivalidad con su colega en el poder, Leotíquidas. En el exterior la amenaza persa renace otra vez y toda Grecia se prepara para la guerra. Leónidas y Gorgo viajan a Corinto y Atenas para reunir una gran coalición. Cuando el rey persa pone pie en tierra griega se hace necesario el sacrificio de una fuerza selecta para permitir la organización de la resistencia. Leónidas será el encargado de conducirla a las Termópilas y ganar así fama inmortal…

Así concluye brillantemente la trilogía de Léonidas con el mismo pulso e intensidad que disfrutamos en las novelas anteriores. Un final digno de una gran obra.

 

12.- HIJOS DE HERACLES, el nacimiento de Esparta

Teo Palacios, Edhasa, 2010.

 

La representación española de la serie de novelas espartanas queda a cargo de Teo Palacios, novelista sevillano al que tengo el placer de conocer personalmente y que, además de esta novela, ha publicado también La predicción del astrólogo (2013) y recientemente en noviembre de 2015  El trono de barro, ambientado en la España de Felipe III y cuyo protagonista es su valido el duque de Lerma.Hijos de Heracles, Teo Palacios

Hijos de Esparta se sitúa en un período de la historia espartana casi mítico, aquel en que se constituyó el peculiar régimen político, social y económico que ha dado fama a la ciudad. Entre los siglos VIII y VII a. C. los reyes de las casas Agíadas y Euripóntidas promovieron un cambio radical en el ordenamiento institucional de Esparta que desembocó en un estado altamente militarizado que prestaba especial atención a una educación meticulosamente diseñada para sus jóvenes y un sistema de organización social que promovía la igualdad entre los ciudadanos sobre la base de una mayoría de población sometida y obligada a sustentar a los espartanos de pleno derecho, los espartiatas. Un estado, sin embargo, en el que floreció el cultivo de las artes y la aparición de legendarias figuras como Tirteo, Alcmán o Terpandro, entre otros.

El foco de la novela se centra en dos tramas paralelas. Una política, la de la constitución del nuevo estado espartano, nacido de la confrontación a muerte con los habitantes de Mesenia y las propias tensiones internas originadas por el proceso. La otra personal, centrada en la figura del rey Teopompo y su hijo Anaxándridas, sobre la difícil relación entre ambos y su evolución individual en unos tiempos de cambio. El contexto en el que se enmarca la narración está poderosamente dominado por la primera y segunda guerras mesénicas y secundariamente por los enfrentamientos de Esparta con otros vecinos, particularmente Argos. En la primera parte de la novela el relato de la contienda mesenia proporciona alguno de los mejores momentos de la narración.

Como decíamos antes en paralelo a la trama exterior se sigue la evolución de la historia personal de Teopompo y su familia. La figura del rey espartano es un eje de la novela aunque siempre contemplada desde un punto de vista externo en contraposición a la de su hijo Anaxándridas y en menor medida su hermano Arquídamo. El rey se esfuerza por dotar de más vigor al ejército ciudadano y cambiar el rumbo de la guerra contra los mesenios en un clima de clara oposición por parte de muchos en Esparta. Mientras tanto sus hijos se inician en la agogé y conocen un sufrimiento que modelará irrevocablemente sus caracteres.

La rebelión de los ilotas provoca el comienzo de la segunda confrontación con Mesenia. La crisis provocada por la derrota ante Argos y los reveses sufridos por obra de Aristómenes fuerzan cambios radicales en la ciudad y de ellos emerge Esparta renovada y fortalecida de la mano de hombres como Tirteo o Terpandro que encendieron con sus obras el ardor guerrero de los espartiatas hasta hacerlos prevalecer sobre sus enemigos. Al término de la narración los agotados reyes Polidoro y Teopompo, testigos de esos años cruciales, y sus sucesores Anaxándridas y Eurícrates han puesto las bases para el ejército hoplítico que constituyó la piedra angular del régimen sociopolítico espartano en su etapa de madurez.

Una vez acabada la lectura de la novela podemos hacer algunas anotaciones sobre ella:

  • En ocasiones el aspecto didáctico prevalece sobre la historia. Se presentan muchos datos en rápida sucesión sin fundirse del todo en la novela. Eso perjudica el ritmo y la convierte en explicativa, lo cual conviene evitar en lo posible.
  • Los saltos de tiempo en el relato. A veces son demasiado imprevistos y aparecen no a partir de un nuevo capítulo, sino después de un punto y aparte.
  • La narración histórica está demasiado concentrada y en ciertas partes no se diluye en la parte de ficción. La novela necesitaría más desarrollo para poder cubrir eso sin que los acontecimientos se agolpen.
  • Algunos personajes necesitarían mayor evolución. Estoy pensando en alguno de los dirigentes mesenios, pero sobre todo en la figura de Arquídamo, el hermano menor de Anaxándridas. Después de un espacio considerable dedicado a explicar la forja de su carácter inopinadamente huye a Argos para servir a Fidón, enemigo jurado de Esparta. Al cabo de los años hace una aparición breve antes de la batalla de Hisias (ca. 670 a.C) como consejero del tirano Fidón y después no se sabe más de él. El aprovechamiento de la tensión dramática entre los dos hermanos habría sido un elemento muy interesante en la narración.
  • La novela tiene un final apresurado. Después de haber seguido el crecimiento y madurez de Anaxándridas el lector espera que la narración se demore más en su desempeño como hombre y rey. Pero tras la muerte de Teopompo (la verdadera figura trágica en Hijos de Heracles) el colapso de la resistencia mesenia y el resurgimiento de sus cenizas de Esparta se resuelve con demasiada rapidez.

Lo mejor en mi opinión:

  • Una excelente elección del tema, la tensión dramática de la lucha por la propia existencia de la propia Esparta durante la primera guerra mesénica.
  • Esa sensación de guerra a medida del hombre, con escasos efectivos, de ecos ancestrales y remotos.
  • La tensión entre Teopompo y las fuerzas reacias al cambio en Esparta.

En definitiva una obra que cubre una época para la que querríamos leer otras historias, más visiones, así que desde aquí damos las gracias a Teo por haberse enfrentado a las dificultades y ofrecernos esta Hijos de Heracles.

 

13.-SHADES OF ARTEMIS, a novel of ancient Greece and the spartan Brasidas

Jon Edward Martin, PublishAmerica, 2004.

 

Martin es un autor con amplia experiencia en temas helénicos como editor y articulista en diversas publicaciones. En su faceta de novelista ha publicado In Kithairon’s shadow (2003), sobre la batalla de Platea en 480 a.C. y The headlong god of war (2007), un relato de la batalla de Maratón en 490 a.C. Además de la obra que nos ocupa su obra más reciente, Nemesis (2014) también tiene protagonista espartano, en este caso Gilipo, el hombre que convirtió la expedición ateniense contra Siracusa en un desastre absoluto y causa primera de la derrota en la guerra del Peloponeso.Shades of Artemis, Jon Edward Martin

La novela recrea la vida en paralelo de un espartano, Brásidas y un ateniense, Tucídides, hijo de Oloro. Brásidas, hijo de Tellis, fue una de las figuras claves de la guerra arquidámica, la primera fase de la guerra del Peloponeso. La elección no es caprichosa. Brásidas, como recuerda Tucídides, encontró ocasión de destacar apenas comenzadas las hostilidades:

En el ínterin, los atenienses en su crucero alrededor del Peloponeso […] iban asolando las regiones costeras. Entre otros lugares desembarcaron en Metone de Laconia y atacaron la muralla, que era débil y se hallaba sin defensores. Por casualidad se encontraba precisamente en aquella región Brásidas, hijo de Tellis, un espartano que se hallaba allí con un destacamento de tropas, y al tener conocimiento de la situación salió en socorro de sus habitantes con cien hoplitas. Atravesando a toda prisa las líneas de los atenienses que estaban dispersados por el país y atentos tan sólo al asedio, se lanzó sobre Metone y perdiendo algunos de sus hombres en el ataque salvó a la ciudad, y por este golpe de audacia fue el primero que recibió en Esparta una distinción oficial.Tucídides, Historia de la Guerra del Peloponeso, II, XXV

A partir de este primer hecho de armas el crédito de Brásidas entre los suyos le convirtió de manera irresistible en una figura cada vez más señalada. Fue uno de los pocos en ganar honor en el desgraciado episodio de Esfacteria hasta el punto de salir gravemente herido cuando intentaba socorrer a sus compatriotas cercados en el islote. Durante su carrera posterior como consejero y general alcanzó los puestos más destacados hasta perder la vida en 422 en Anfípolis combatiendo contra los atenienses de Cleón.

La novela comienza con el relato del tiempo del protagonista en la agogé, algo común a otras novelas que hemos comentado en esta entrada. La amistad con Licas y Epitadas y la rivalidad con Trasímidas marcan los años de juventud. Los episodios que se narran (el tiempo del zorro, los juegos de pelota, los festivales) lo son con nervio y un indudable conocimiento del autor reflejado en la cuidada ambientación y el tono verídico que sabe imprimir a su relato.

Con la entrada en la edad adulta el joven Brásidas comienza a cumplir sus deberes al servicio del Estado. Durante un viaje a Escione para comprar madera Brásidas y Tucídides se conocen y desde entonces se establecerá una amistad y un respeto por encima de la rivalidad que enfrentaba a sus ciudades. Son tiempos de guerra y las alianzas contraídas y el temor a la supremacía de los atenienses anima a Esparta a declarar la guerra. Brásidas es ya un ciudadano pleno, casado con Damatria y padre de dos hijos cuando es nombrado harmosta (gobernador) de Metone. Un cargo aparentemente menor, lejano al conflicto que sin embargo resulta ser el lugar del primer encuentro contra los atenienses. Con efectivos numéricamente inferiores Brásidas consigue repeler el asalto ateniense a la ciudad y gana con ello mucha gloria en Esparta. Pero la guerra prosigue y los atenienses con su dominio de los mares demuestran ser unos rivales muy duros. Cuando el demagogo Cleón toma el islote de Esfacteria en pleno corazón de Mesenia y resiste victoriosamente el contrataque de los espartanos tomando en el camino más de un centenar de prisioneros toda Esparta asisten horrorizada a un fracaso inaudito. En esos momentos de duda Brásidas se convierte en el hombre al que confiar las mayores responsabilidades. Tras un tiempo como asesor y consejero de la incipiente flota lacedemonia nuestro protagonista es nombrado responsable de las operaciones en la Calcídica. Ante la ciudad de Anfípolis Brásidas se enfrenta a fuerzas superiores y muere gloriosamente. En su memoria Esparta decreta honores extraordinarios al mejor de sus ciudadanos.

Así concluye Shades of Artemis. La obra presenta un contrapunto constante entre la visión espartana y la ateniense encarnada por Tucídides, pero el autor se decanta claramente por Brásidas. El conocimiento de la historia, la geografía y las instituciones del autor asegura una excelente ambientación y rigor históricos y el pulso de la narración no se ve lastrada por un excesivo academicismo o un empeño didáctico. Como nota al margen en la narración se presenta como un personaje menor a Gilipo, hijo de Cleándridas, que será el protagonista de Némesis, la última novela hasta el momento de J.E.Martin.

En resumen una novela interesante, intensa, bien ambientada y que complacerá a los interesados por conocer otro relato sobre la fascinante historia de Esparta y sus gentes. Por cierto, hay edición en castellano, Bajo la égida de Artemisa, publicada por Nabla Ediciones en 2009.

¿Mi pasaje favorito? La despedida en Esparta antes de partir a la campaña de Anfípolis.

¿Algo desechable? La presencia corpórea de Artemisa como consejera de Brásidas en momentos señeros de su vida como el tiempo del zorro o la batalla de Metone. Detalle prescindible pero que no empaña un buen relato.

 

14.-NEMESIS, a novel of the spartan Gilippos and the battle for Syracuse

Jon Edward Martin, Amazon, 2014.

 
Alcibíades pronunció estas palabras. Los lacedemonios, que ya tenían antes la intención de hacer una expedición contra Atenas, pero se encontraban indecisos y pensándolo mucho, adquirieron confianza en su intención por estas explicaciones detalladas que le dio y por la idea de que ésas les llegaban de un hombre que poseía los informes más seguros. De modo que desde entonces tomaron la decisión de fortificar Decelia y, además, enviar al instante algún refuerzo a las gentes de Sicilia. Gilipo, hijo de Cleándridas, fue designado para tomar el mando de los siracusanos, y le encargaron que se pusiera de acuerdo con estos y con los corintios para ver de, según las circunstancias, hacer llegar a las fuerzas de allí una ayuda en las mejores y más rápidas condiciones Tucídides, Historia de la guerra del Peloponeso, VI, XCIII

La última novela de Martin sigue la evolución de algunos de los caracteres aparecidos en Shades of Artemis. Uno de los secundarios de aquella, Gilipo, hijo de Cléandridas, es el protagonista de la historia.

El relato comienza en la decisiva batalla de Mantinea en 418 a.C. La apurada victoria del rey Agis sobre los argivos provoca amargas críticas de muchos oficiales. La oposición al rey cuesta su puesto a muchos de ellos entre los que se encuentra Gilipo, por aquel entonces al mando de una compañía. Mientras la guerra sigue y los atenienses se embarcan en la ambiciosa empresa de someter Siracusa Gilipo languidece reducido a la condición de instructor cuando la solicitud de ayuda de los siracusanos en trance de ser derrotados por Atenas provoca un cambio Nemesis, novela de Jon Edward Martinen su suerte. Esparta decide enviarle para reorganizar la defensa de Siracusa. En los años que siguen, con una acertada mezcla de diplomacia y estrategia militar, Gilipo consigue rescatar a Siracusa de una derrota segura e infligir a Atenas el peor revés de la guerra. A la vuelta a Esparta Gilipo encuentra la ingratitud como pago a sus servicios y sirve en un puesto menor durante el resto de la guerra. Tras la jornada de Egospótamos es acusado injustamente y toma una decisión de enorme importancia personal…

La novela de Martin mantiene el pulso y la cuidadosa ambientación que le caracterizan y nos ofrece un cuidado relato de un período clave de la guerra del Peloponeso. Atenas, que hasta entonces mantenía la supremacía naval y había sido capaz de resistir por sí sola el ataque de toda la liga del Peloponeso, se embarca seducida por Alcibíades en una lejana aventura que le cuesta lo mejor de su flota y su ejército. La lucha de facciones políticas en Esparta, la plasmación de caracteres fascinantes como el voluble Alcibíades o el desdichado Nicias y la visión descarnada de la lucha por el poder en la polis griega se nos presentan en un retrato convincente y atractivo de leer.

En el apartado negativo debemos apuntar una lamentable edición de Amazon. La encuadernación es endeble y de poca calidad, la letra pequeña y el libro tiene el aspecto de una edición barata. Un suspenso en ese apartado. En lo demás una lectura recomendable.

 

Hasta aquí hemos llegado. Quedan muchas obras sin incluir, por supuesto. Entre ellas no querríamos dejar de señalar Aretes de Esparta, de Lluis Prats (una reseña en este enlace) y El hombre de Esparta, de Antonio Penadés, (enlace de otra reseña). Ambas son novelas excelentes que merecen una lectura detenida. Y si todavía tienes curiosidad puedes leer en la web El bibliófilo enmascarado otra reseña de diez novelas sobre Esparta.

Esto ha sido todo en esta entrada. Espero que te haya gustado este cambio de paso. Espero encontraros pronto en Desde las Blaquernas.

Un abrazo muy cordial

Enlaces de interés

Dieciséis novelas sobre historia bizantina
Las novelas históricas de Alejandro Núñez Alonso
Entrevista a Teo Palacios
Suscribirse al blog
14 novelas históricas sobre Esparta
5 (100%) 4 votes
Roberto

Roberto Zapata es profesor y estudioso de Bizancio. Ha publicado el libro Italia bizantina 867-1071. En la actualidad escribe una trilogía ambientada en el siglo XI.

  • Lopekan dice:

    ¡Por las barbas de Licurgo! Añadamos a la lista la historia de Arimnesto, otro insigne espartano: “Hellenikon”

    http://www.hislibris.com/hellenikon-luis-villalon-camacho/

    • Roberto dice:

      Hola Lopekan, gracias por tu intervención. Mencionas una web excelente Hislibris que recomiendo encarecidamente desde aquí. Y si la memoria no me falla creo que tú eres uno de los participantes más destacados en ella. Tienes razón en el añadido, ya dije que quedaban muchas en el tintero, especialmente aquellas en las que Esparta o los espartanos son sólo parte de la historia pero había que poner el corte en algún punto. Estoy pensando en Salamina de Negrete o In Kithairon’s shadow de Jon Edward Martin por no decir más. Se más que bienvenido y espero que no sea la última vez que te pasas por aquí. Un saludo muy cordial

  • Jaime M dice:

    Querido Roberto,

    Muy interesante, como de costumbre, tu entrada. Los comentarios de cada una de las novelas me han gustado por ser amplios y razonados, aunque algunas de las recomendaciones casi parecen más lo contrario : ). Bromas aparte, tomo buena nota de tus referencias.

    Comentarte que he adquirido muchas de tus recomendaciones bizantinas (en concreto 6 de ellas) y actualmente me encuentro enfrascado con tu Italia Bizantina y tengo pendiente seguir con Jorge Maniaces. Me falta tiempo para leer y hasta espacio en la librería! pero en verdad que estoy disfrutando.

    Por lo demás esperando (impacientemente : )) tus entradas de los emperadores bizantinos.

    Un abrazo.

    • Roberto dice:

      Hola Jaime, muchas gracias por tu comentario.
      Estoy muy satisfecho por la entrada de las novelas sobre Esparta y por la repercusión en suscripciones a Desde las Blaquernas. Próximamente espero ir añadiendo otras similares, una al mes, más o menos.
      El objetivo de la entrada es precisamente mostrar opciones de lectura, no juicios categóricos:-) Cada uno es libre en sus gustos y lo que a mí me puede interesar a otros no, pero es bueno saber qué es lo que está a nuestra disposición ahí fuera.
      Me alegra mucho saber que estás ocupado con la Italia. No dejes de exponer aquí tus opiniones sobre el libro y mi novela, sean positivas o no. Ánimo y a rebuscar tiempo donde no lo hay.
      Mañana mismo hay novedades en la web. Por la tarde se publica el primer artículo de una serie de dos sobre Justiniano II Rinotmeto. Estoy muy contento con el resultado. A ver qué os parece a vosotros.
      Otro abrazo

  • Jaime M dice:

    Hola Roberto,

    Este verano ha dado de si, y además de “Nacidos en la púrpura” que he comentado en la correspondiente entrada, también me ha dado tiempo a leer “Puertas de Fuego”, la novela que por tus comentarios más me apetecía leer y en verdad que no ha defraudado y recomiendo a todo el mundo, de hecho un amigo cercano al que también se la recomendé me lo ha agradecido : )

    Últimamente, la historia de los 300 de las Termópilas está muy “sobada” por la famosa película y los diversos reportajes y artículos que han ido saliendo, por lo que estaba un poco escéptico respecto a si me iba a gustar o no pero en verdad que me ha sorprendido no sólo por el punto de vista de la narración de Xeones (completo acierto) si no por el relato de la confrontación. El autor consigue que te metas en el relato, que sientas y que sufras como los héroes de las Termópilas, en dos palabras im… : )

    Me gustó especialmente la humanización que se hace de Leónidas, convincente y natural, sin artificios.

    Muchas gracias una vez más por la recomendación de lectura, acertado como siempre Roberto!

    Un abrazo.

    • Roberto dice:

      Bueno Jaime, ya veo que ha sido un verano bien aprovechado:-)
      Recuerdo perfectamente mi lectura de Puertas de Fuego. Una novela heroica en todo el sentido del término. Uno no puede menos que conmoverse con el destino de Diéneces y desearía que en el último momento hubiese podido escapar de aquel desfiladero… aunque ya sabemos cómo trataron en Esparta a los dos espartiatas que volvieron vivos. En mi opinión la lectura de la novela de Pressfield debería ir acompañada de la de Herodoto, así tendrías ficción y narración histórica de la mano. 300 es una historia ilustrada, no debemos olvidarlo. Pensar en ella como ajustada al canon histórico no sería apropiado. Es un ejercicio estilístico y como tal hay que tomarlo. El enfoque del autor recurre al habitual recurso a la narración contada por un testigo cercano (lo que permite en este caso la narración de los hechos post mortem). Para mi sigue conservando la vibración que sentí al leerla por primera vez.
      Me alegro de que te haya gustado, aunque ya sabes que a veces mis reseñas son más bien des-recomendaciones 🙂

      Otro abrazo

  • Daniella dice:

    Hola Roberto,
    Pasaron muchas lunas desde mi ultimo comentario. Espero hayan tenido alegres y buenas fiestas y que el 2017 les traiga salud, bienestar y demas cosas buenas.
    Estoy por empezar A Boy of the Agoge de Helena Schrader, (su ultimo libro sobre Balian d’Ibelin ha ganado dos premios.) cuando termine de leer La Hermandad de la Sabana Santa de Julia Navarro. Obra entretenida que te lleva desde el Turin de nuestros dias remontandose al tiempo de los apostoles, Urfa, las cruzadas, el Emperador Balduino de Constantinopla, los Templarios etc.

    • Roberto dice:

      Hola Daniella, un placer ver que te animas a comentar en público:-) Mis mejores deseos también para ti en este 2017.
      Creo que encontrarás atractivas las novelas helénicas de Schrader, por lo que conozco de tus gustos encontrarás temas de tu interés.
      Lamento no haber leído ese libro que mencionas, Balian de Ibelin es una de las personalidades de la época de las Cruzadas que encuentro más atrayente. Y, tampoco, la de Julia Navarro. Son tiempos apurados en los que faltan horas para las obligaciones, no te diré de las devociones…
      Un saludo muy cordial

  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

    Aviso de cookies
    >
    A %d blogueros les gusta esto: